Mensaje en video para la Cumbre Global de la Alianza para Eliminar el Carbón

Las Naciones Unidas apoyarán plenamente esta transición justa y los esfuerzos para garantizar que comunidades prósperas de energía renovable emerjan de este transformación

Excelencias,

Queridos amigos,

Quiero comenzar felicitando a todos los gobiernos que se han unido a la Alianza Global para Eliminar el Carbón. Mi agradecimiento también a los copresidentes, el Reino Unido y Canadá.

En el último año, en medio de una pandemia, muchos tomadores de decisiones de los sectores público y privado intensificaron y se comprometieron para alcanzar cero emisiones netas para mediados de siglo.

El impulso de la acción climática ofrece una cierta esperanza.

Pero la esperanza debe compararse con la realidad.

Y la realidad es la siguiente:

Para alcanzar el objetivo de 1,5 grados, debemos embarcarnos de inmediato en una década de transformación a través de una COP26 exitosa en Glasgow.

El viernes pasado, la secretaría de ONU Cambio Climático publicó la versión inicial de su informe sobre los planes nacionales de acción climática, el cuadro de mando colectivo en nuestro camino hacia 2030.

Las noticias no fueron buenas. Tenemos un largo camino por recorrer.

Pero los principales emisores tienen la oportunidad de presentar o volver a presentar los planes nacionales de acción climática más ambiciosos en los próximos meses con recortes de emisiones creíbles alineados con el objetivo de 1,5 grados.

Y si tomamos medidas inmediatas para acabar con los combustibles fósiles más sucios, más contaminantes y, sí, cada vez más costosos de nuestros sectores energéticos, entonces tenemos una oportunidad de luchar para triunfar.

La eliminación progresiva del carbón del sector eléctrico es el paso más importante que debemos conseguir en consonancia con el objetivo de 1,5 grados.

Esto significa que el uso global de carbón en la generación de electricidad debe caer un 80% por debajo de niveles de 2010 para 2030.

Alguna vez, tiempos atrás, el carbón trajo electricidad barata a regiones enteras y trabajos vitales para comunidades.

Aquellos días se han ido.

Más de la mitad de la capacidad renovable agregada en 2019 logró menores costos de energía que las nuevas plantas de carbón más baratas.

La contaminación del aire relacionada con los combustibles fósiles causa 1 de cada 5 las muertes a nivel mundial cada año.

Y la viabilidad económica del carbón está disminuyendo. Esto ha sido acelerado por la pandemia.

Prácticamente en todos los mercados, ahora es más barato construir nueva capacidad de energía renovable que las nuevas plantas de carbón.

Por ejemplo, la Agencia Internacional de Energía ha descubierto que el costo de construcción de los nuevos proyectos solares a escala de servicios públicos es más barato que simplemente ejecutar plantas de carbón existentes en lugares como China e India, con costos de energía renovable en todo el mundo cada día será más barato.

Hoy, hago un llamado a todos los gobiernos, empresas privadas y autoridades locales para dar tres pasos.

Primero, cancelar todos los proyectos globales de carbón en trámite y poner fin a la adicción mortal al carbón.

Insto a todos los países de la OCDE a que se comprometan a eliminar el carbón para 2030, y para los países que no forman parte de la OCDE, que lo hagan para 2040. La ciencia nos dice que esto es esencial para cumplir con los Objetivos del Acuerdo de París y proteger a las generaciones futuras.

Los principales emisores y usuarios de carbón deben anunciar sus planes de eliminación mucho antes de la Conferencia de Glasgow. Los miembros del G7 deben tomar la iniciativa y comprometerse con esta eliminación en la Cumbre del G7 de junio a más tardar.

En segundo lugar, poner fin a la financiación internacional de las plantas de carbón y trasladar la inversión a proyectos de energías renovables.

Pido a los líderes de las principales economías emisoras que anuncien el fin de su apoyo financiero al carbón en la primera oportunidad de este año.

Espero ver mucho más apoyo a los países en desarrollo que están por adoptar la transición a la energía renovable para brindar acceso universal a la energía a sus ciudadanos.

También lo pido a todos los bancos multilaterales y públicos, así como a los inversionistas en bancos o fondos de pensiones - para cambiar sus inversiones ahora hacia la nueva economía de energía renovable.

En tercer lugar, poner en marcha un esfuerzo global para finalmente organizar una transición justa, planta de carbón por planta de carbón si es necesario.

La mayoría de los estudios estiman que, a pesar de la inevitable pérdida de puestos de trabajo, la transición del carbón a la energía renovable dará lugar a la creación neta de millones de puestos de trabajo para 2030.

Pero sabemos que el impacto a nivel regional y local será variado.

Tenemos la responsabilidad colectiva y urgente de abordar los graves desafíos que vienen con la velocidad y escala de la transición. Las necesidades del carbón las comunidades deben ser reconocidas y deben proporcionarse soluciones concretas en un nivel muy local.

Eso requiere compromiso, de los gobiernos a las empresas de energía, de la mano de obra, de sindicatos a inversores, tanto privados como públicos.

Hago un llamamiento a todos los países para que adopten las Directrices de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para una transición justa y adoptarlos como estándar mínimo para asegurar el progreso en trabajo decente para todas las personas.

Las Naciones Unidas apoyarán plenamente esta transición justa y los esfuerzos para garantizar que comunidades prósperas de energía renovable emerjan de este transformación.

Excelencias,

Queridos amigos,

Podemos tener energías renovables y cielos azules.

Podemos tener trabajos decentes, saludables y confiables.

Podemos tener sistemas de energía renovables confiables que garanticen que todas las personas tengan acceso a la energía.

Podemos impulsar más allá del carbón y tener economías que prosperen en negocios innovadores alineados con lo que exige el mundo: desarrollo sostenible y prosperidad para las personas y el planeta.

Podemos hacer que todo esto suceda, juntos.

Gracias.

Contactos de prensa
Autor
António Guterres
ONU
Secretario General de Naciones Unidas
António Guterres, noveno Secretario General de las Naciones Unidas, asumió el cargo el 1 de enero de 2017. Antes de ser nombrado Secretario General, el Sr. Guterres fue Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados de junio de 2005 a diciembre de 2015. El Secretario General, que ha sido testigo del sufrimiento de las personas más vulnerables del planeta en campamentos de refugiados y zonas de guerra, está decidido a hacer de la dignidad humana el núcleo de su labor y a fomentar la paz, construir puentes y promover la reforma y la innovación.
FotodelSG
Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
ONU
Naciones Unidas