Garantizar el acceso equitativo a las vacunas COVID-19 en contexto afectados por conflictos e inseguridad

Observaciones del Secretario General a la reunión abierta del Consejo de Seguridad, el 17 de febrero de 2021

Señor presidente,

Con su permiso, haría una breve introducción y luego le pediría a mi colega, Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF [Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia], que desarrolle nuestro informe.

Excelencias, señoras y señores,

Agradezco al Reino Unido por organizar esta reunión y por reforzar mi llamamiento a un alto el fuego global para aliviar el sufrimiento, crear un espacio para la diplomacia y permitir el acceso humanitario, incluida la entrega de vacunas en todo el mundo.

COVID-19 continúa su marcha despiadada por todo el mundo, trastornando vidas, destruyendo economías y socavando los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La pandemia está agravando todos los factores que impulsan la inestabilidad, lo que obstaculiza nuestros esfuerzos por aplicar la resolución 2532 del Consejo de Seguridad para el cese de las hostilidades y la prevención y resolución de conflictos.

Derrotar al COVID-19, ahora que hemos comenzado a tener la capacidad científica para hacerlo, es más importante que nunca.

El lanzamiento de las vacunas COVID-19 está generando esperanza.

En este momento crítico, la equidad de las vacunas es la mayor prueba moral que tiene ante sí la comunidad mundial. Debemos asegurarnos de que todo el mundo, en todas partes, pueda vacunarse lo antes posible.

Sin embargo, el progreso en la vacunación ha sido tremendamente desigual e injusto. Solo diez países han administrado el 75 por ciento de todas las vacunas COVID-19. Mientras tanto, más de 130 países no han recibido una sola dosis. Los afectados por los conflictos y la inseguridad corren un riesgo especial de quedarse atrás.

Cuando ocurre una pandemia, solo estamos seguros si todos están a salvo.

Si se permite que el virus se propague como la pólvora en el Sur Global, o en partes de él, mutará una y otra vez.

Las nuevas variantes podrían volverse más transmisibles, más mortales y, potencialmente, amenazar la efectividad de las vacunas y los diagnósticos actuales.

Esto puede prolongar significativamente la pandemia, permitiendo que el virus regrese y asole el Norte Global. También retrasará la recuperación económica mundial.

Nos hemos unido para crear la instalación COVAX, la única herramienta global para adquirir y distribuir vacunas para países de ingresos bajos y medios.

COVAX requiere estar completamente financiado. Pero debemos hacer aún más. Nuestros esfuerzos deben ser completos y bien coordinados en todas partes.

El mundo necesita urgentemente un Plan Global de Vacunación para reunir a todos aquellos con el poder, la experiencia científica y las capacidades productivas y financieras necesarias.

Creo que el G20 está bien situado para establecer un grupo de trabajo de emergencia para preparar un plan mundial de vacunación y coordinar su implementación y financiación.

Este grupo de trabajo debe incluir a todos los países en los que hay capacidad para desarrollar vacunas o producirlas si hay licencias disponibles, junto con la OMS [Organización Mundial de la Salud], Gavi y otras organizaciones técnicas pertinentes y las instituciones financieras internacionales.

El grupo de trabajo tendría la capacidad de movilizar a las empresas farmacéuticas y a los actores clave de la industria y la logística.

Estoy dispuesto a impulsar a todo el Sistema de las Naciones Unidas en apoyo de este esfuerzo.

La reunión del G7 a finales de esta semana puede ayudar a crear el impulso para movilizar los recursos financieros necesarios.

Juntos, podemos garantizar un suministro suficiente, una distribución justa y la confianza de las vacunas. Podemos vencer esta enfermedad. Podemos hacer que nuestras economías vuelvan a funcionar.

Estoy convencido de que es posible. Hagamos que suceda, juntos. Gracias.

Discurso por
Autor
António Guterres
Secretario General de Naciones Unidas
ONU
FotodelSG
Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
ONU
Naciones Unidas